Conversatorio: Búsqueda y memoria. Su ausencia nos duele a todxs

El Centro Maria Sibylla Merian de Estudios Latinoamericanos Avanzados (CALAS) invitó el día 10 de septiembre 2019 al conversatorio: «Búsqueda y memoria, su ausencia nos duele a todxs».

En México el tema de memoria es más actual que nunca, destacó la Dra. Carmen Chinas Salazar, moderadora del evento y coordinadora del Laboratorio CALAS: Visiones de Paz. «No es la primera vez que las desapariciones pasan en México, por lo tanto estamos en una memoria en sentido actual y una búsqueda en tiempo presente».

La primera ponencia del evento estuvo a cargo de la doctora Paola Ovalle, fellow del CALAS y académica de la Universidad Autónoma de Baja California. A través del cortometraje: Puntos Suspensivos, «que funciona como respuesta a la impunidad de las autoridades y una búsqueda de significantes y símbolos para apelar a la empatía de las personas», Ovalle abordó el tema de la memoria colectiva y la visibilización de las víctimas y lxs familiares, que muchas veces están totalmente solxs en su lucha.

La maestra Dalia Souza, periodista de Radio Universidad y egresada de la Universidad de Guadalajara, presentó su programa Hasta Encontrarlos, que tiene como objetivo la preservación de memoria de todxs lxs desaparecidxs en Jalisco. Souza enfatiza la lucha de mantener cada persona como ser humano y «que no sea un caso más».

Para mostrar la gravedad de la situación destacó algunos números de desapariciones en México y en el Estado de Jalisco. Remarcó, que la cifra negra de personas desaparecidas es mucho más alta ya que no todas las personas denuncian las desapariciones. Asimismo, Souza siente una «responsabilidad social, de ser una caja de resonancia de la lucha que realizan los familiares».

El propósito del evento era sensibilizar al público sobre la desaparición de personas y procesos de memoria en el país, y la necesidad de acompañar a las víctimas en la búsqueda de justicia y verdad, por lo tanto además de una perspectiva académica, se presentó una perspectiva de personas que han vivido desapariciones dentro de su familia.

Por una parte, Esperanza Chávez, coordinadora del colectivo Por Amor a Ellxs, especializado en la búsqueda de personas desaparecidas, relató cómo los grupos de familiares de desaparecidos han creado estrategias para dar con su paradero ante la ineficacia gubernamental sobre esta problemática.

«Hace poco dijeron que la búsqueda de la Comisión de Búsqueda iba a ser virtual. Eso es lo que hacemos nosotros en el colectivo con todas las familias que se acercan a nosotros, pues compartimos (la información que tenemos) con colectivos de todo el país», comentó.

Además, Esperanza Chávez explicó que desde el surgimiento de Por Amor a Ellxs, han logrado localizar a alrededor de 150 personas y cerca de 50 persona con vida. En una sola ocasión, derivada de la búsqueda de una menor, encontraron un sitio en el que se tenía recluidas a cerca de 30 adolescentes.

«Cada vez que encontramos a alguien, una partecita de nuestro ser querido está representado ahí», concluyó.

En dos semanas se cumplirán cinco años desde que se perdió la pista de los 43 estudiantes de la Escuela Normal Rural Raúl Isidro Burgos, de Ayotzinapa, Guerrero. Desde entonces, los padres de las víctimas de uno de los casos de desaparición que más han sacudido al país, no han detenido su búsqueda ni un día. Para contar al público su experiencia de los últimos cinco años participaron dos representantes del Colectivo Madres, Padres y Familiares de los 43.

«Desde 2014 empezó para nosotros el infierno». Con estas palabras, Estanislao Mendoza, padre de Miguel Ángel Mendoza Zacarías, uno de los jóvenes, resumió lo que ha significado este largo proceso.

Lamentó que ni las autoridades en turno ni las que le precedieron han logrado aportar elementos que apunten a revelar la verdad de lo que ocurrió aquella noche.

Durante el conversatorio quedó muy claro porque el testimonio es un elemento tan importante en la construcción de una memoria, ya los testimonios impactantes de lxs representantes de los dos colectivos invitados, lo mostraron de una manera muy emocional.

Por su parte, Clemente Rodríguez, padre de Cristian Alfonso Rodríguez, también normalista de Ayotzinapa, lamentó que «en cualquier lugar que uno pisa se encuentra con las mismas situaciones: desapariciones, violaciones, asesinatos».

Por ello, hizo un llamado a la comunidad estudiantil jalisciense a sumarse a las acciones de protesta que se llevarán a cabo a lo largo del país con motivo del aniversario de los hechos, ocurridos el 26 de septiembre.

En conclusión, «verdad» y «justicia» fueron las palabras que más destacaron en el conversatorio. En el caso de Ayotzinapa la palabra «verdad ha causado polémicas durante los últimos cinco años de lucha de los familiares de los 43 estudiantes desaparecidos. El hecho de que los colectivos mexicanos hayan logrado más cambios legales que los gobiernos sustetan las denuncias que señalan la falta de apoyo institucional y la indiferencia social que expresaron cada uno de lxs ponentes.

No hay razón para la desaparición de una persona y cualquier persona puede ser desaparecida: Vivos se los llevaron, vivos los queremos.

 

Autora: Lisa-Marie Maier

Fecha: 
Thursday, September 19, 2019